La "vía marrón" del FC. Militar del Valle del Tiétar

Exploraciones de Fernando Remedio Leria Pastor


Mapa General Zona 1 Zona 2 Zona 3b Zona 3c
Diapo 1 Diapo 2 Diapo 3 Diapo 4 Diapo 5 Diapo 6 Diapo 7 Diapo 8 Diapo 12 Diapo 13 Diapo 14 Diapo 15

En el momento de iniciar la exploración del trazado feroviario en la localidad abulense de Sotillo de La Adrada aún no conocía los entresijos de la zona de Santa María del Tiétar y supuse entonces que lo mejor sería atacar desde un punto que serviría como inmejorable referencia: el cruce del trazado con la carretera M-549, que une Sotillo de La Adrada con Casillas, y desde allí dirigirme hacia el este, hacia Sta. M.ª del Tiétar.
Las fotografías que se muestran a continuación quedan aquí marcadas con un cuadrito negro numerado cronológicamente donde se tomaron y se indica su orientación con una flechita (HAZ CLIC SOBRE ELLAS) excepto las numeradas del 9 al 11, que no están en el plano por falta de espacio físico y que se situarían entre la 8 y la 12.
10/06/2016

[SALIR]




FOTO 1.
Al salir de Sotillo de La Adrada hacia Casillas nos encontramos con una agradable carretera de montaña repleta de curvas en la que todos los años se celebra una competición automovilística.
En un kilómetro escaso pasamos bajo el puente ferroviario, que se le vé bien conservado, y buscamos un sitio donde dejar nuestro medio de transporte. Lo hacemos y retornamos hacia Sotillo, hacemos la preciosa foto del puente pero vemos que este no tiene el terraplén que debería tener a su izquierda y que debería mantener algún que otro metro por debajo de los 700 m de nivel de altitud sobre el mar, pero sí que divisamos una pista forestal a nuestra izquierda y nos aventuramos por ella confiando en que nos lleve hasta la plataforma ferroviaria.


FOTO 2.
Efectivamente, en pocos metros la propia pista se incorpora a la plataforma y en unas condiciones buenas para recorrerla a pie, a caballo, en bicicleta y vehículos motorizados tipo "todoterreno" (aunque esto último no me gusta nada).
Disfrutamos tanto de la andada que ni me acuerdo de hacer fotografías hasta que llevamos recorridos un buen trecho.
La plataforma discurre con una muy suave ascensión alcanzando ya en este punto un nivel de unos 700 m, con unas vistas preciosas sobre el nacimiento del valle del Tiétar. Me giro entonces hacia el pueblo, que ya hemos dejado atrás, para sacarle una foto con el cerro de la Fuente de la Salud, que marca sus límites occidentales, al fondo.


FOTO 3.
Un poquito más adelante, siempre hacia Santa María del Tiétar, la vía traza una suave curva a la par que se abre camino con una trinchera.
Ahí delante camina mi compañera de fatigas, con una marcha que, seguro, más rápida que un tren.



FOTO 4.
La trinchera es muy corta y, según vamos saliendo de ella, otra vez me vuelvo a echar un último vistazo hacia Sotillo de la Adrada.
En la esquina inferior izquierda de la fotografía podemos apreciar una arqueta que delata la existencia de una conducción subterránea de suministro de agua.
Este hecho, redes de distribución de agua construídas aprovechando trazados ferroviarios abandonados, ya he podido observarlo en otros lugares, y es fácil deducir, por el sentido de la rampa, que este debe provenir de la presa del Pajarero, en Sta. M.ª del Tiétar y que se dirige hacia Sotillo de La Adrada.



FOTO 5.
¡Ups! Después de recorrer 1,2 km aprox. desde la carretera de Casillas hacia Santa María del Tiétar y posiblemente ya en el término municipal de este último, una cerca en medio de la plataforma ferroviaria nos impide continuar.
Dentro del cercado hay una casa con gente afuera. A voces les preguntamos si el camino continúa hacia Sta. M.ª y nos contestan que sí, y que podremos alcanzarlo rodeando por el norte, es decir, hacia nuestra izquierda, cruzando un pequeño prado que linda por su lado sur con la vía. Y así lo hacemos con no poca dificultad.


FOTO 6.
Cruzando el pequeño prado cercadp por vallas de piedra, al otro lado llegamos a una torrentera seca.
Descendemos por ella apenas unas decenas de metros y, justo a la altura de la plataforma, ya a 720 m de altura sobre el vivel del mar, la cruza y toma el aspecto de un camino forestal que se dirige directamente al centro del pueblo cruzando por la parte baja de la garganta de los Pajareros.
Avanzamos unos metros por la pista y nos damos la media vuelta para tomar esta fotografía que muestra el aspecto de lo que acabo de describir pero visto de al revés: al frente asoma la torrentera, a la izquierda la puerta de entrada a la finca que antes nos impidió el paso y que queda justo encima del trazado del ferrocarril. Este
cruza directamente desde la izquierda, desde Sotillo de La Adrada hacia Sta. M.ª del Tiétar, desapareciendo tras el pequeño montículo cubierto de vegetación de nuestra derecha.



FOTO 7.
Retornamos al "cruce" y, pegando la espalda a la puerta de la finca, tomamos esta foto para retomar la ruta ferroviaria que nos ha de llevar a Escarabajosa, o sea, Sta. M.ª del Téta, y que parece depejada y practicable.


FOTO 8.
Como puede apreciarse en la foto, el trazado continúa casi recto, un poco orientado hacia el norte, sin interrupciones, practicable, encajonado en poco profunda trinchera y con algo de rampa.


FOTO 9.
A punto de alcanzar la garganta del Pajarero ya se divisa la otra vertiente de esta, y el trazado parece comenzar una curva hacia la izquierda.
Tenía la esperanza de encontrarme un viaducto o un gran puente para salvar la garganta sin perder la curva de nivel de los 720 m, pero eso significaría una gran obra de casi 200 m de longitud y con una altura de más de 20 m en su parte central... ¡demasido presupuesto para este proyecto ferroviario!


FOTO 10.
A falta de presupuesto para grandes obras de ingeniería, la alternativa para salvar la garganta es seguir la curva de nivel con sus cerrados ángulos y, ante la duda, en este punto, nuevamente una arqueta de acueducto nos indica que estamos en el sitio y ruta correctos, así que hacemos el giro y tomamos el camino hacia la montaña, aunque su aspecto ya no parece tan bueno.
Otro detalle peculiar es que parece iniciar un descenso que, además, se me antoja con inclinación excesiva para un tren.


FOTO 11.
La bajada hacia el interior de la garganta no resulta tan inclinada como parecía en principio y, aunque apenas hay poco más que sendero por aquí, se puede seguir explorando sin interrupciones. Y los paisajes son preciosos.


FOTO 12.
El sendero ya prácticamente muere aquí, con el embalse del Pajarero a la vista.
Posiblemente el muro del embalse está a 750 o 760 m sobre el nivel del mar y el trazado del ferrocarril cruce la garganta mucho antes de llegar hasta él, pero la dificultad del sendero, la alta temperatura de ese momento y el cansacio de lo andado nos recomiendan volver sobre nuestros pasos y coger el camino que nos lleva directamente al bar Alcoeva, en el centro de Sta. M.ª del Tiétar, para tomar unas cervezas fresquitas y un autobús para volver a Sotillo de La Adrada.



FOTO 13.
Iniciamos nueva exploración partiendo otra vez desde el puente sobre la carretera de Casillas, pero esta vez hacia el oeste, donde sí que hay terraplén, aunque tan deteriorado que no llega a cubrir el arriostrado.
Encaramados a lo que queda de plataforma hacemos una foto al bonito puente con las primeras luces de la mañana.


FOTO 14.
El camino parece despejado, pero rápidamente nos percatamos de que nos hemos equivocado y que el sendero fácil marcado con mojones de piedra no es el trazado ferroviario: el auténtico lo hemos dejado atrás. La flecha roja nos indica situación y sentido hacia Plasencia.


FOTO 15.
O sea: este precioso camino no es el trazado, que quedaría ahora paralelo a nuestra derecha, pero lo tomamos porque parece que por esta zona, más cerca del eje central norte-sur de Sotillo de La Adrada, tenemos unos problemas añadidos: la proliferación de propiedades y urbanizaciones nos va a impedir o dificultar continuamente el libre paso, como es el caso ahora mismo.
Pero no nos rendimos, siempre podremos encontrar algún camino para retomar el trazado del ferrocarril, y el paseo y los paisajes merecen la pena.